“Soldier Lawyer”, una app que puede revolucionar el mercado de la contratación de abogados

martinez-tovar-procurador

Carlos Berbell
12 diciembre, 2016

“Soldier Lawyer” (El abogado soldado) es una aplicación para teléfonos que lleva, tan solo, tan solo, tres meses en el mercado. Desde el  1 de septiembre. En versión Android. En pocos días saldrá su versión IOS y web. Su irrupción puede revolucionar el panorama legal, tal como lo conocemos.

Porque pone en contacto a clientes y abogados de una forma directa, mediante un software de geolocalización similar al que utilizan Wallapop o Uber, por citar dos ejemplos conocidos.

“El abogado soldado”, es, además,  “made in Spain” ciento por ciento. O para ser más precisos:  pensada, diseñada y creada en Castellón de la Plana, Comunidad Valenciana, por 5 abogados y 4 informáticos, quienes componen la empresa Soldier Lawyer, S.L.

“Funciona de una forma muy simple”, explica el abogado Ramiro García, portavoz de esta novedosa compañía emprendedora.

“Un cliente tiene un problema legal. Se descarga nuestra aplicación y, a continuación, graba un vídeo o un mensaje de voz explicando su caso y lo que puede pagar por ello”, cuenta.

Previamente, los abogados interesados se han descargado la aplicación, ofreciendo sus servicios jurídicos.

En estos momentos cuentan con más de trescientos abogados españoles en su censo.

“A continuación, nosotros publicamos el asunto, de modo que todos los abogados registrados pueden acceder a él, sin amaños o favoritismos, y pueden hacer sus ofertas. Ofertas que estudia el cliente en su panel personal”, añade García.

“Si le gusta alguno, se pone en contacto con él y le contrata formalizando la hoja de encargo”.

Lo que cobra “El abogado soldado” es una pequeña comisión que paga el abogado contratado.

La materialización informática de la aplicación ha sido producción de la empresa Entropy Factory.  El “motor” que emplean, para asegurar la máxima privacidad y protección de datos, es la tecnología “Blockchain”.

Democratiza el acceso a clientes

“En la actualidad hay cuatro aplicaciones en el mercado que hacen separadamente lo que ‘El Abogado Soldado’ hace de forma conjunta. Todas funcionan del mismo modo: Si el abogado paga, recibe casos. Si no, nada. Nuestra aplicación acaba con ese estado de cosas. Todos tienen acceso a los casos. Democratiza el acceso a los clientes”, precisa García.

Según el portavoz de “El abogado soldado”, la aplicación es muy adecuada para los abogados del turno de oficio:  “En un país en el que 100 despachos facturan el 40 por ciento del mercado legal, ciertamente es una alternativa muy atractiva precisamente para estos compañeros”.

La idea que dio el nacimiento a “El abogado soldado” vino de una reflexión en torno a los abogados de a pie, los letrados del turno. De ahí el nombre y el símbolo: un peón de ajedrez.

“El peón simboliza a la gente que está en la trinchera, a los ciudadanos de a pie.  Por eso le pusimos ‘Soldier Lawyer’ o ‘El abogado soldado’, término que utilizamos indistintamente porque hay mucha gente que no sabe inglés”, agrega García.

Donde sí han tenido mucho impacto ha sido en México, Colombia, Venezuela y Argentina.

“A día de hoy, tenemos más abogados procedentes de esos países que de España, pero estamos creciendo día a día”, señala el portavoz de “El abogado soldado”.

“Sabemos que es una cuestión de tiempo. Cuando tengamos una masa crítica suficientemente grande de abogados y de clientes el panorama profesional cambiará. Es sólo cuestión de tiempo. Cada día de pasa vamos sumando. Pasito a pasito, haciendo bien las cosas”, remacha García.